‘This is it’, el último gran concierto de Michael Jackson

te contamos la premiere mundial

.

‘This is it’, el último gran concierto de Michael Jackson

.
Miguel R. López / Fotografía y Vídeo: José González

,

28 de octubre de 2009.
.

Vivimos en primera persona la premiere mundial de ‘This is it’ rodeados de fans del rey del pop. Una experiencia única que a partir de hoy podrás revivir, durante dos semanas, en tu cine.

.

¡Qué gran concierto se ha perdido la Humanidad! Es la mejor conclusión que uno puede sacar cuando se encienden las luces y salen los créditos de ‘This is it’, la película-homenaje al malogrado ‘rey del pop’, Michael Jackson. Una experiencia cinematográfica realmente sorprendente y que, como promete su publicidad, consigue alejarte de la estrella para acercarte al ser humano.
 
.

‘This is it’ tiene una duración de 112 minutos en los que se recopilan los ensayos de la que iba a ser la gira de despedida del rey del pop. Cuatro meses de filmaciones caseras destinadas al coleccionismo privado de Michael Jackson y que, desde los títulos iniciales, se han puesto al servicio de sus seguidores.
 
.

Uno seguidores que ayer noche abarrotaron el cine Proyecciones de Madrid. En coincidencia mundial con numerosas ciudades del planeta, y en rigurosa primicia, cerca de medio millar de afortunados tuvieron la ocasion de asistir, al mismo tiempo que la familia Jackson, al gran concierto de Michael Jackson.
 
.

‘This is it’ arranca con ‘Wanna get starting something’, una apropiada canción con la que se se nos van presentando al equipo de bailarines que, venidos de todo el mundo, se hicieron con un puesto junto al rey del pop. Llantos, risas nerviosas y mucha emoción, tanto en la pantalla como en la platea. Pronto descubriremos, gracias a una introducción muy del estilo ‘Star Wars’, de qué va a ir esto.
 
 
UN CONCIERTO EN LA BUTACA
 
.

La película, para quien ande despistado, es una sucesión de las distintas piezas que conformaban el ‘set list’ de su concierto: ‘They don’t really care about us’, ‘Bad’, ‘The way you make me feel’… y así una detrás de otra, hasta llegar a la docena de temas. Suponemos que los directos de Londres tendrían mayor enjundia, pero aquí tocaba resumir.
 
.

Y lo que podría ser un interminable videoclip se convierte en una experiencia única, además de por la maestría en la sala del montaje del director de ‘This is it’, Kenny Ortega, por obra y gracia de Michael Jackson.
 
.

El fan más entregado y visceral disfrutará como jamás imaginó de coreografías espectaculares, escenarios infinitos, fuegos artificiales, gruas voladoras y toda la parafernalia propia del que iba a ser el mayor concierto nunca visto. Curiosamente, el espectador menos afín a la figura de Jackson, e incluso aquellos a los que hasta les repele, quedarán gratamente sorprendidos al ver ‘el otro lado de la estrella’.
 
.

Michael Jackson se desvela en ‘This is it’ como un artista exigente, seguro de que busca y lo que quiere, capaz de hacer callar a todo un equipo de técnicos y operarios sin apenas levantar la voz y al mismo tiempo bromear sobre su estado de voz, sus gestos más típicos o la pirotecnia abrumadora que rodea su espectáculo. Verle comer chupachups con cierta compulsión o vacilar a micrófono abierto sobre su condición de estrella (“Michael lo dice… hacer caso a Michael.. con mucho amor.. pero hacerme caso”, canturrea mientras le ajustan el audífono) son agradables descubrimientos de un hombre al que el mundo tenía por un ‘friki’. Talentoso, pero friki.
 
.

Porque esa es otra. ‘This is it’ es una catarata imparable del talento que este hombre tenía en su genética y que dejó como legado. Resulta imposible no reconocer alguna de las canciones que conforman la banda sonora de este concierto documental. Todas, absolutamente todas, son himnos mundiales, y verlas encadenadas en pantalla grande, es como poco, evocador y vibrante. Los pies se te van solos.
 
.

A ese movimiento rítmico ayudan todas las ideas y ocurrencias que Michael Jackson quiso poner en pie para su retorno a los escenarios y que nunca llegaron a concretarse. ‘Smooth criminal’ se actualiza con un clip homenaje a Gilda; ‘Thriller’ se acompaña con una proyección en 3D realmente horripilante; su pasado en los Jackson Five se convierte en un popurri de luz y color y hasta ‘Earth Song’ termina con una excavadora en el escenario ‘devorando’ a Michael, por poner algunos ejemplos.
 
.

Cada una de las canciones, separadas entre sí con un fundido en negro para marcar el ritmo, suenan interpretadas en directo por el propio Jackson. Al fin y al cabo ‘This is it’ no es más que los ensayos de un concierto, y en los ensayos, se canta. Y después de lo visto, más quisiera alguno cantar en directo la mitad de bien de lo que Jackson lo hace en estos ensayos.
 
.

Y es que mucho se especuló sobre su estado físico y su deteriorada salud en los días posteriores a su muerte. Dando por hecho el filtro que la familia Jackson (a la sazon productora del filme) habrá sometido a la película, Michael no es ese zombi decrépito que uno pueda imaginar, según lo que se ve en pantalla. Sí, está muy delgado; y sí, sigue igual de pálido que siempre. Pero el rey del pop no parece tener problemas físicos evidentes que le impidan tirarse al suelo y bailar ‘break’ en ‘Beat it’ o corretear de un lado para otro al compás de ‘Billy Jean’. Si estaba enfermo, no lo aparentaba.
 
.

Además de sus sempiternas gafas de sol (que se quita raras veces a lo largo del filme) y sus chaquetas plateadas, el discurso de ‘paz y amor y respeto para la tierra’ es el otro topicazo de Michael Jackson que no falta a lo largo del filme. Claro que, lo que podría resultar patético o cómico, termina por evolucionar en una muestra de la personalidad ¿infantil? ¿noble? ¿inocente? de Jackson. Verle repartir bendiciones o ‘te quieros’, incluso cuando echa broncas, es la mejor manera de acercarnos a su personalidad.
 
.

¿Y las coreografías? Porque Jackson y el baile viajan unidos de manera indivisible. Pues espectaculares, como no podría ser de otra forma. Saltos, giros, piruetas, quiebros y flexibilidades realmente alucinantes son las bazas con las que los ocho bailarines masculinos que acompañana al cantante a lo largo de todo el filme cuentan para hacerse notar. Y a fé que lo logran. En la lista de ‘debe’, todo sea dicho, el vicio que tiene el pobre Michael de ‘exagerar’ sus movimientos en cualquier manera, algo que, entre aplauso y aplauso, ha provocado alguna carcajada al recordar al histriónico e hispánico Raphael.
 
.

Por si alguien se pregunta si aparecen mujeres bailarinas, anunciamos que sí. Tres, y poco tiempo, pero aparecen.
 
.

En definitiva, ‘This is it’ es una experiencia cinematográfica única por lo que representa, sorprendentemente entretenida, apta para todo tipo de públicos, no necesariamente fans de Jackson y sobre todo, un emotivo homenaje musical a quien fuera, y será, el rey del pop.
 
.

Sorprende ver al hiératico Jackson mascando chicle o chupachups en todo momento; hacer chistes de su status de estrella o comportarse como un maestro del séptimo arte mientras ‘codirige’ el espectáculo.
.

.
.

Author: GiselaMJJ

Acerca de Gisela MJJ Aún sin "la última lágrima..." Aunque la realidad es que: "...Tu y yo nunca estaremos separados. Es solo una ilusión. Forjada por las mágicas lentes de la percepción..." MJ

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.